Una de las particularidades de los teléfonos con sistema operativo Android es cómo almacena parte de tu información personal en la Nube, permitiendo utilizarla de forma cruzada tanto en el propio teléfono como en el ordenador.
Una de las aplicaciones más útiles de esta característica es almacenamiento de los contactos en la cuenta de Gmail, en lugar de en la memoria o en la SIM del propio teléfono. Gracias a esta característica, nunca perderemos un contacto, aunque se estropee la SIM o se extravíe el móvil. Para habilitar esta característica, solo es necesario acceder, en el teléfono, a Ajustes/Cuentas y Sincronización, Seleccionar o añadir nuestra cuenta de Gmail 1 y marcar Sincronizar contactos.
También es útil guardar información sobre las aplicaciones por si cambiamos de teléfono o tenemos un problema con el mismo. Para realizarlo, debemos acudir a Ajustes/Privacidad y marcar Copia de seguridad de datos y Restauración automática. Así, nuestras aplicaciones se descargarán automáticamente en nuestro nuevo teléfono Android sin tener que volver a buscarlas.